Ibones de Anayet

Ibones de Anayet es uno de los lugares donde ver las mejores vistas panorámicas del Pirineo Aragonés, ya que desde aquí se puede ver el pico perfecto de la fotogénica montaña de Anayet así como su vecino, el Midi D’Ossau. Subir a los ibones de Anayet desde Formigal no es algo complicado, se puede llegar hasta arriba caminando en una hora aproximadamente. El camino no tiene mucha dificultad, al principio es una pista y poco después de llegar a las telesillas que te suben a las pistas de esquí en invierno empieza el sendero. Una vez llegados al sendero, poco a poco tendremos una cuesta cada vez más inclinada, pero es apta para todos los públicos. Eso sí, es muy recomendable controlar el tema del peso de la mochila, así que mejor olvidarnos de esa manía de meter un montón de focales distintas “por si acaso”. El sendero en sí también es muy fotogénico, y es una buena idea ir parando de vez en cuando para mirar atrás y disfrutar del paisaje. Sabremos que estamos llegando a los ibones de Anayet cuando poco a poco empiece a asomarse el pico de Anayet tras el sendero que estamos subiendo. Merece mucho la pena madrugar para llegar uno de los primeros, y hacer fotos sin gente, ya que tal y como va transcurriendo la mañana van llegando más montañeros. Si se quiere fotografiar el amanecer o el atardecer, se permite acampar por una noche. La zona de los ibones de Anayet es un paisaje que no deja indiferente a ningún fotógrafo y está considerado como uno de los lugares más espectaculares donde hacer fotos en el Pirineo Aragonés.

 

Ibones de Anayet

 EQUIPO FOTOGRÁFICO RECOMENDADO PARA FOTOGRAFIAR LOS IBONES DE ANAYET

  • Cámara réflex
  • Objetivo angular
  • Filtros: degradados y polarizador
  • Trípode (ligero)
 ROPA RECOMENDADA PARA FOTOGRAFIAR LOS IBONES DE ANAYET

  • Ropa de montaña
  • Botas de monte
 PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA PARA FOTOGRAFIAR LOS IBONES DE ANAYET

  • Llevar comida y sobre todo, agua.
  • En invierno puede haber mucha nieve.
  • Si se quiere hacer fotos del amanecer llevar material para acampar, ya que caminar de noche por el sendero puede ser bastante peligroso.
 CONSEJOS PARA HACER FOTOS EN LOS IBONES DE ANAYET

  • Mejor hora. A primera hora de la mañana. Cuando sale el sol ilumina el pico de Anayet y si el cielo está despejado la estampa es espectacular. También se puede hacer el amanecer, el atardecer, incluso fotos nocturnas en las noches más despejadas.
  • Mejor época. En agosto. Es cuando mejor tiempo hace para subir, los cielos son más despejados y, aun así, se puede encontrar algo de nieve.
  • Mejor punto de vista. Nada más llegar al lago, en la orilla opuesta al pico de Anayet. El agua nos hará de espejo y se pueden hacer fotos simétricas que dan mucho juego. También es posible que haya algunos caballos que hacen el paisaje aún más idílico.

Fotos de los Ibones de Anayet:

 

 

Fotositio descubierto por:

 

Ainara Garcia

/ Ver perfil

Nunca me olvidaré del momento que vi los ibones de Anayet por primera vez. El día no lo empecé muy bien, me sentía bastante débil y subí el sendero medio mareada (lleva galletas, entran de maravilla si te da el bajón). Pero de pronto ahí apareció, esa montaña perfecta reflejándose en el lago. En cuestión de segundos me olvidé del mareo, del cansancio y absolutamente de todo. Tan solo quería hacer fotos y disfrutar de este paisaje que bien merece la pena ser descubierto.